¿Tienes una web que recibe mucho tráfico y no sabes como monetizarla? ¿Estás pensando en montar una página y te gustaría saber que posibilidades tienes para ganar dinero con ella? ¿Es real todo lo que se comenta de los negocios pasivos en internet? ¿Cuál se adaptaría mejor a tu proyecto?

Son algunas de la preguntas que muchos nos hemos hecho antes de poner en marcha un proyecto en Internet, por este motivo que quiero compartir contigo esté artículo que Pablo Gonzáles de Webolto, en el que nos va a aportar su punto de vista y amplia experiencia en la monetización de negocios en Internet.

La creación de contenido digital cobra cada vez más fuerza. Empezamos a ser verdaderamente conscientes de que gestionar un blog, un canal de YouTube, un sitio web, etc. lleva tiempo y esfuerzo. Sin embargo, a la hora de obtener rentabilidad por ese trabajo, siguen siendo muchos los creadores de contenido que no saben bien por dónde empezar para monetizar una web.

Tras la primera fase en la que buscas un programa para crear páginas web adecuado para ti, comienzas a generar contenido y consigues atraer un cierto volumen de tráfico, hay diferentes opciones para empezar a obtener rentabilidad paulatinamente. En función de tu proyecto, te interesarán más unas u otras.

En este artículo, vamos a presentarte los principales métodos para monetizar un sitio web para que empieces a planificar tu estrategia:

1) Si tienes una audiencia comprometida: las donaciones o suscripciones

La primera estrategia para monetizar que vamos a presentar es la más directa. Una gran parte de tu público sabe que crear contenido de calidad lleva tiempo. Por eso, si les gusta lo que haces, estarán dispuestos a realizar donaciones puntuales o regulares para que puedas seguir dedicando tu tiempo a tu sitio web.

Para aceptar donaciones, puedes utilizar la plataforma Patreon (que se lleva una comisión de entre el 5 % y el 12 % de los ingresos en función del plan elegido), Podia o Memberful (que cobran un precio fijo al mes). También puedes incluir el botón «Donar» de PayPal en tu web.

Niveles de suscripción de RKG en Patreon

Niveles de suscripción de RKG en Patreon

2) Si puedes compartir más de lo que ofreces en tu web: las formaciones o webinars

El contenido digital ofrece muchas posibilidades, pero también limitaciones. Una segunda posibilidad de monetización se abre si con otros formatos más personales, como un curso de formación o un webinar, puedes ir más allá y profundizar en tus contenidos. Tu sitio web ya te ha permitido posicionarte como un/a experto/a en tu ámbito, pero si pudieras tener un espacio cara a cara con tus lectores, tendrías espacio para intercambiar más con ellos y resolver sus dudas como es debido. Si te reconoces en esa situación, esta parcela de monetización tiene potencial para ti.

Existen distintos servicios formativos que puedes ofrecer para formar a tus lectores, dependiendo principalmente de su duración. Los webinars son conferencias virtuales que suelen constar de una sola sesión. A veces son gratuitos, pero pueden ser una buena forma de adentrarse en este formato. También pueden tener un público más amplio que una formación.

Los webinars también son una oportunidad estupenda para aumentar tu lista de contactos con personas interesadas en tu sitio web. Como veremos al final del artículo, una lista de correo bien gestionada es un apoyo crucial para tus acciones de monetización.

Las formaciones no necesitan mucha presentación. Cada vez más gente está dispuesta a recibirlas en formato virtual y las plataformas como Moodle o Udemy son bastante útiles para organizarlas. Los principales esfuerzos consistirán en identificar los temas en los que más puedes ayudar a tu audiencia y diseñar un programa solvente para responder a sus inquietudes.

3) Si puedes ofrecer un producto o servicio de calidad: la venta en línea

Si administras una web, probablemente tienes conocimientos avanzados sobre la temática que tratas en ella. Esta parcela de monetización te interesa si puedes aprovecharlos para crear un producto de calidad y ponerlo a la venta. En la mayoría de los casos, como es natural, se trata de productos como ebooks, vinculados directamente a la creación de contenido. Al igual que las formaciones del punto anterior, los ebooks son una forma de profundizar en la información del sitio web y ofrecerla de forma más detallada y pormenorizada, en este caso por escrito.

OpenLibra, biblioteca virtual de ebooks

No obstante, los ebooks no son la única opción ni mucho menos. Algunos nichos, por ejemplo, son propicios a ofrecer servicios. Sería el caso de los sitios web de viajes que de vez en cuando ofrecen un viaje organizado a algún destino. En alguna circunstancia, puede que seas capaz de confeccionar tu propio producto físico y ponerlo a la venta.

Otros servicios que puedes poner a la venta están en el límite con el método de monetización anterior: las sesiones de consultoría o consejo personalizado. No dejan de ser una variante de las formaciones, pero en formato de servicio individualizado.

Como ves, esta parcela de monetización es bastante amplia porque cada web tiene algo diferente que ofrecer. Pero hay una indicación que es común para todas: vas a vender productos o servicios y casi siempre lo harás virtualmente. Puedes recurrir a marketplaces externos como Facebook, Ebay o Amazon, pero para optimizar la experiencia de usuario te recomendamos incluir tu propio módulo de ecommerce en la web. Hoy día no hace falta ser una tienda online de gran tamaño para aceptar pagos: prácticamente todas las webs pueden hacerlo y la experiencia de compra mejorará de forma considerable.

Para más información, puedes consultar cuánto cuesta crear una tienda online según la opción que elijas para crearla.

4) Si puedes promocionar productos de otros: la afiliación y las promociones

Este método de monetización puede ser el punto fuerte para sitios web que destacan por recomendar productos de terceros. Por ejemplo, webs de reseñas de software o videojuegos. El marketing de afiliación se basa en acuerdos de colaboración con las empresas cuyos productos recomiendas. Para ello, incluyes un enlace de afiliación en tu sitio web que lleva al producto correspondiente en la web del fabricante e incluye un código de rastreo. Cuando un usuario haga clic en ese enlace y compre el producto a su vendedor original, te llevarás una comisión de afiliado.

Puedes buscar oportunidades de afiliación en el contenido que ya tienes publicado o en los nuevos contenidos que crees. Nuestra recomendación es no abusar del tono promocional al presentar los productos de afiliación, así como asegurarse de que los artículos promocionados reúnen unos estándares mínimos de calidad. Si recomiendas lo que no es bueno, la calidad de tu sitio web se resentirá. Y eesa calidad de los contenidos está en la base de toda estrategia de monetización.

Otras variantes son las encuestas de afiliados. A tus colaboradores puede interesarles la opinión de tus lectores sobre un aspecto concreto. Publicar una encuesta suya con una comisión por respuestas puede ser una buena colaboración.

Si te termina de convencer la afiliación, esta parcela de monetización tiene variaciones como el dropshipping, los anuncios de pago por clic o las promociones de productos nuevos.

En todos los casos: desarrollar una estrategia de marketing adecuada

Hemos visto cuatro grandes parcelas de monetización que, naturalmente, hay que amoldar a la realidad concreta de los sitios web. Estos métodos se pueden combinar o priorizar según la audiencia y el tipo de contenido que se ofrece en cada caso. Si se eligen las acciones adecuadas, la web no tiene por qué perder su esencia ni alterar su estilo por empezar a monetizar.

Sean cuales sean las opciones elegidas en el plan de monetización, una buena estrategia de marketing digital será un refuerzo eficaz para llevarlas a cabo. No se trata de bombardear con anuncios a las personas que no están realmente interesadas en tus contenidos. Un buen plan de marketing se base en enviar mensajes lo más personalizados posible a quienes muestren interés por tu sitio web y puedan estar dispuestos a participar de una forma u otra en las acciones de monetización. Incluso si solamente aceptas donaciones, el público debe tenerlo claro y recordarlo de vez en cuando.

Para eso, el canal más eficaz son los correos electrónicos, que deben respetar la protección de datos y enviarse solo a las personas que acepten recibirlos. Aprovecha las acciones como webinars o eventos en línea para invitar a tu público a apuntarse y, después, una newsletter semanal o mensual puede ser una buena forma de mantener el contacto con él. Además de ofrecerles tus contenidos más destacados, tendrás la oportunidad de anunciarles tus formaciones, invitarlos a conocer tus productos recomendados, etc.

Un segundo paso interesante es segmentar los envíos con técnicas de marketing automatizado. Las plataformas como Mailchimp o Sendinblue permiten hacerlo con bastante facilidad. De esta forma se puede, por ejemplo, enviar un correo solamente a quienes consultaron un artículo determinado.

En conclusión, monetizar una web es posible, pero queda claro que no hay un único método para hacerlo y que la eficacia dependerá siempre del caso concreto. El primer paso para sacar partido al esfuerzo que inviertes en tu web es elegir la(s) parcela(s) de monetización que mejor se adapta a tu proyecto e implantar la estrategia poco a poco, cuidando la reputación y sin que la web deje de ser lo que es.

Autor: Webolto es un sitio web que ofrece buenas prácticas y recursos útiles gratis para emprendedores que quieren crear una página web o desarrollar una estrategia digital. Su objetivo es acercar el marketing digital y los proyectos web a personas y organizaciones que no son necesariamente expertas digitales.

Apúntate al próximo seminario gratuito de Linkedin

Y empieza a mejorar los resultados de tu negocio con este seminario gratuito con consejos y documentos para conectar con clientes profesionales a través de LinkedIn

¡Muchas por apuntarte! En breve recibirás el enlace al seminario.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar